Comunicado ? Todos a marchar a la presencialidad escolar


Los primeros en exigir la presencialidad escolar fueron los maestros y lo hicimos en razón a los siguientes elementos: la esencia de la formación a temprana edad y en los adolescentes es el contacto directo con los docentes y sus pares. De ahí deviene la sociabilidad, las competencias sociales, motoras entre otras, el aprendizaje de valores como la solidaridad, la fraternidad y la empatía. La falta de recursos tecnológicos de los estudiantes y no tener acceso alimentación. La ausencia del Estado para apoyar a las familias en tiempos de pandemia. Por otro lado, venía siendo demasiado costoso en términos económicos y de salud mental para el magisterio, cargar con toda la obligación de la educación pública, descargada sobre los hombros de ellos.

Apoyamos al Gobierno en la iniciativa de la alternancia, la presencialidad con aforos y lo haremos ahora sin aforos. Ese acompañamiento no es un cheque en blanco, va seguido de las exigencias de protocolos de bioseguridad, del estricto cumplimiento de las medidas de higiene y salubridad escolar, comisiones de verificación de la presencialidad, que el Gobierno y los organismos de control exijan a COSMITET a tener reales planes de atención frente al COVID19, la afiliación a salud ocupacional para el magisterio, se entreguen los colegios y aulas que llevan años en construcción, el PAE sea oportuno y llene las necesidades nutricionales de los estudiantes, el transporte escolar inicie de forma oportuna, se realice nombramiento oportuno de los maestros, se vacunen los menores de edad, se dispongan de los biológicos necesarios para la vacunación de los docentes en la tercera dosis. Además de tener en cuenta el avance del contagio, la ocupación de las unidades de cuidados intensivo e intermedios, entre otros. De lo contrario, el discurso a favor de los niños, niñas y adolescentes que viene esgrimiendo el Gobierno será igual al del Ministro de Defensa que cataloga a los niños bombardeados como “máquinas de guerra”, o la niña de Risaralda abusada sexualmente por soldados y nombrada por una integrante del partido de Gobierno como “ofrecida” o los jóvenes catalogados por la Vicepresidenta de la República como “atenidos”.

Cabe resaltar que la escuela y los colegios presentan las medidas de bio-protección más relajadas que cualquier sector de la sociedad, por lo que el discurso gubernamental a favor de los niños y jóvenes, se torna solo para el manejo mediático y para garantizar que la economía se reactive con los millonarios gastos que deben hacer los padres en el regreso al colegio. Al parecer del Gobierno, la vida y la salud de miles de estudiantes, maestros y ciudadanía se pueden arriesgar en el altar de la economía.

El SUTEQ considera importante el regreso a la presencialidad, pero no bajo la consigna “todos a marchar a la presencialidad escolar”, esta debe estar mediada por las condiciones que hemos mencionado y contar con el visto bueno de padres de familia. Las decisiones económicas no pueden ser la pauta para determinar cuando se pone en riesgo la salud pública y la vida de miles de habitantes de Armenia y el Quindío y hace un llamado a padres de familia, estudiantes y docentes a estar en estado de alerta por la salud y la vida. Igualmente convocamos a los maestros y maestras a que reporten deficiencias en los protocolos de bioseguridad, higiene, aseo, adecuaciones de infraestructura, entre otros.

JUNTA DIRECTIVA SUTEQ
Héctor Elías Leal Arango Presidente
Jennifer Andrea Flórez Páramo Secretaria

Descargue el documento en PDF haciendo clic aquí.