#Comunicado | SUSPENSIÓN INMEDIATA DE LA JORNADA ÚNICA DEL HAMBRE


Descargue el documento en PDF haciendo clic aquí.

“La ley nunca hizo a los hombres más justos y, debido al respeto que les infunde, incluso los bienintencionados se convierten a diario en agentes de la injusticia”

– Henry David Thoreau

“El precio que los hombres buenos pagan por su indiferencia ante los asuntos públicos es el de ser gobernados por hombres perversos.”

– Platón.

FECODE ha venido a lo largo de estos años exigiendo del Gobierno Nacional, las condiciones para la implementación de la Jornada Única. Producto de esas conversaciones, el Gobierno recoge una parte de las exigencias de la federación, y expide el Decreto 2105 de 2017, que contempla varias condiciones, entre otras:

ARTÍCULO 2.3.3.6.1.4. Condiciones para el reconocimiento de la jornada única. Para el reconocimiento de la implementación de la Jornada Única por parte de las entidades territoriales certificadas, de tal manera que la  instauración paulatina del servicio educativo garantice que pueda ser prestado de manera continua, oportuna y adecuada, se deben cumplir las siguientes condiciones previas: (…)

2. Un plan de alimentación escolar en modalidad almuerzo en el marco de la ejecución del Programa de Alimentación Escolar (PAE) adoptado por las entidades territoriales certificadas, para los estudiantes que se encuentren desarrollando la Jornada Única, a fin de disminuir el ausentismo y la deserción y fomentar estilos de vida saludables de niños, niñas, adolescentes y jóvenes. (itálicas y negrillas fuera de texto).

La norma es clara, tener almuerzo en las I.E. garantizado por el Estado, es una condición esencial y necesaria para que ésta pueda existir, máxime si va orientada a disminuir el ausentismo, la deserción y fomentar estilos de vida saludable. Nada más alejado de estos objetivos que no entregar almuerzo o decir que deben llevarlo en “recipientes” o “cocas” como viene orientando la Secretaría de Educación del Quindío y que se repite sin cesar en las I.E., desconociéndose los altos niveles de pobreza que hoy padecen las familias quindianas, desde antes de la pandemia y exacerbados por ésta, el alza de los precios de la comida gracias a la carestía que hoy vive el país producto de los mal negociados TLC, el fenómeno de la devaluación que la ubica como una de las más altas del mundo[1]. Mal haría el SUTEQ que frente a un panorama tan desolador como el que viven las familias de nuestros estudiantes, concertara con el Gobierno del Quindío para permitir una Jornada Única del hambre, cuando precisamente somos los maestros los que hemos venido defendiendo los derechos de los estudiantes y la educación pública. El Magisterio no puede ceder ante el chantaje de que si no se acepta la Jornada Única del hambre van a sobrar docentes. El SUTEQ no viene liderando procesos con estudiantiles. Contrario al Gobierno, el sindicato es respetuoso de la autonomía de las diferentes expresiones de organización y movilización estudiantil. Luego, no es cierto como dicen algunas autoridades, que los niños, niñas y jóvenes: no sienten, no piensan y que por lo tanto ellos no saben discernir entre una jornada larga, extenuante y sin almuerzo y otra donde se les garanticen derechos.

En el año 2018, el Ministerio de Educación Nacional expidió los lineamientos sobre Jornada Única, e introdujo por la puerta de atrás distorsiones a la misma. Las que hoy pretende la Secretaría de Educación imponer como es que los estudiantes lleven “cocas con comida”. Los maestros, los estudiantes y padres de familia solo debemos acatar el Decreto 2105 de 2017, lo demás son leguleyadas y politiquería en época de elecciones para garantizar con pago de sobresueldos por Jornada Única, de horas extras y de provisionalidades; de un potencial electoral para apoyar las candidaturas que soterradamente vienen promoviendo, sin importar aquí el bienestar de los niños, niñas y adolescentes, que pregonaban hace pocos días por los medios de comunicación para mostrarse cercano al pueblo.

Armenia igualmente padece dificultades con la preparación del almuerzo en sitio, en I.E como el Nacional, Santa Eufrasia, Teresita Montes, Santa Teresa de Jesús, entre otros. En la I.E Cristóbal Colón los estudiantes de los grados 10 y 11 van dos días hasta las 6:00 de la tarde sin que les suministren el almuerzo, agregando además que los refrigerios que hoy se suministran son insuficientes frente al número de estudiantes que asiste a las I.E.

Los estudiantes, padres de familia y maestros, les asiste todo el derecho a rechazar la imposición de la Jornada Única del Hambre, que no solo es violatoria de la norma, sino que cercena los derechos de los estudiantes y en los maestros: trastoca sus horarios laborales, interrumpiéndoles la jornada laboral y obligándoles a permanencia hasta de ocho horas diarias, sin que la Secretaría de Educación ejerza ninguna vigilancia para que se respeten los derechos laborales del personal docente.

La Junta Directiva del SUTEQ requiere al Alcalde de Armenia y al Gobernador del Quindío dar garantías para la Jornada Única o suspender la misma de forma inmediata. A la Procuraduría General de la Nación y la Contraloría General de la República, solicitamos investigar los hechos, sobre todo el uso de los recursos públicos para el pago de acreencias laborales que no están plenamente justificadas a la luz del Decreto 2105 de 2017.

Tareas frente a la jornada única

a). Como parte de las actividades de organización y movilización, el SUTEQ apoya a estudiantes, padres de familia y maestros que adelanten acciones de denuncia y protesta a favor de sus derechos, e invita a que participen de las visitas de verificación de la jornada única que se desarrollaran en el mes de febrero en todos los municipios del Quindío y las cuatro zonas de educativas de Armenia. Exigimos a las Secretarías de Educación y los rectores, a otorgar las garantías para la realización de las mencionadas actividades de verificación, que se ejecutaran en el marco del Decreto 2105 de 2017.

b). El SUTEQ solicitará por intermedio de la Defensoría del Pueblo, la creación de una comisión para vigilar y revisar los horarios de los docentes de Jornada Única, para evitar la vulneración de los derechos docentes, este grupo estará conformado por la Defensoría del
Pueblo, la Secretaría de Educación, La Procuraduría y el SUTEQ, atendiendo al Decreto 2105 de 2017 y la Circular 019 de 24 de febrero de 2016.

c). En las I.E. donde las condiciones de diálogo y concertación estén dadas, se puede llegar acuerdos entre directivos, docentes, estudiantes y padres de familia, para avanzar en la flexibilización de los horarios, sin que ello indique la renuncia a los derechos laborales de los maestros.

d). En el marco de la autonomía de los Consejos Directivos establecida en el Decreto 1860 de 1994 y en especial frente al Decreto 2105 de 2017 y los acuerdos pactados por FECODE con el Gobierno Nacional, convocar esta instancia para definir el asunto. ¿La Secretaría de Educación respetará las decisiones de los Consejos Directivos?, ¿Los rectores citarán los Consejos Directivos para la discusión y aceptarán lo resuelto? Esto en el entendido que la autonomía de los Consejos Directivos, no ésta supeditada en este caso, al visto bueno de la Secretaría de Educación, ni del Ministerio de Educación.

Armenia, 17 de febrero de 2022
JUNTA DIRECTIVA SUTEQ

Héctor Elías Leal Arango
Presidente

Jennifer Andrea Flórez Páramo
Secretaria General

[1]. https://colombia.as.com/colombia/2022/01/07/actualidad/1641588087_202531.html