LA RECUPERACIÓN DE LOS CONTENIDOS DEL PARO: UNA RESPONSABILIDAD MORAL Y POLÍTICA DE LOS MAESTROS Y MAESTRAS


Puede descargar el documento en PDF haciendo clic aquí. 

 

En el reciente Paro Nacional, es indudable que el magisterio se la jugó colocando junto al pueblo y la juventud su cuota para que esta sociedad no retrocediera aun más a través del planteamiento del Gobierno Nacional con la reforma tributaria y la reforma a la salud.

Los logros del paro saltan a la vista: se impidió el congelamiento del salario de los trabajadores públicos por cinco años, no se va ampliar la base de renta a ingresos de 1.360.000, no irá el IVA a un grupo importante de alimentos e implementos de la canasta familiar, no se profundizará aún más el desfinanciamiento de la salud y el traslado de parte de las obligaciones sobre la población y la deslaborización total del sector no será por ahora. Además queda un acumulado social y político grande e inédito en la historia reciente de Colombia, que deberá ser la base de movilizaciones y conquistas mayores.

El único sector del gran Paro Nacional que debe recuperar tiempos y contenidos somos los maestros, esto por cuanto fuimos los únicos trabajadores del estado que nos la jugamos por todos y por otro lado es nuestro compromiso ético y político con los padres y estudiantes. En tal sentido FECODE acordó con el Ministerio de Educación Nacional una propuesta diferente a la contenida en la circular No 17 del MEN, directriz estatal que deja ver todo el despreció por la participación ciudadana y ordena una recuperación con tintes de represalia y escarmiento. Hay que ser claros no es la primera vez que los maestros recuperamos tiempo, la última vez fue en el año 2017 donde se laboró inclusive hasta el 16 de diciembre.

El único sector del gran Paro Nacional que debe recuperar tiempos y contenidos somos los maestros, esto por cuanto fuimos los únicos trabajadores del estado que nos la jugamos por todos y por otro lado es nuestro compromiso ético y político con los padres y estudiantes. En tal sentido FECODE acordó con el Ministerio de Educación Nacional una propuesta diferente a la contenida en la circular No 17 del MEN, directriz estatal que deja ver todo el despreció por la participación ciudadana y ordena una recuperación con tintes de represalia y escarmiento. Hay que ser claros no es la primera vez que los maestros recuperamos tiempo, la última vez fue en el año 2017 donde se laboró inclusive hasta el 16 de diciembre.

FECODE logró consensuar con el Ministerio de Educación el siguiente acuerdo:

a. Que, de conformidad con el acuerdo logrado con el MEN, el plazo para la presentación de los reportes por parte de los Directivos Docentes a las Secretarías de Educación se amplía hasta el 31 de julio del año en curso.

b. Que con los integrantes del Gobierno Escolar atendiendo a sus competencias en el marco de la ley se consensuaran los acuerdos Institucionales y ajustarán las actividades de nivelación para dar cumplimiento al plan de estudios y garantizar el año académico, recurriendo a diversas estrategias pedagógicas y metodologías flexibles respetando las planeaciones, recursos, medios y modalidad definidos para el primer semestre del año 2021, en el marco del calendario escolar establecido para la vigencia.

El Ministerio de Educación Nacional, no ha honrado su palabra y no ha expedido el escrito del acuerdo.

El SUTEQ se reunión con ambas Secretarías de Educación y les propuso:

a. Recuperación virtual y trabajo desde casa. Teniendo en cuenta que las actividades académicas en el transcurso del paro se desarrollaron desde casa. Los aforos de las instituciones educativas no permiten la llegada del 100% de los estudiantes, situación que se agrava con aquellos que no irán a la presencialidad por temor, comorbilidades y/o no están priorizados para la vacunación.

b. No afectación del receso escolar y vacaciones de fin de año. Los calendarios académicos desde el año pasado se han contemplado en la virtualidad y el trabajo en casa, los contenidos no ejecutados en el tiempo invertido en el paro, no tienen dificultad para desarrollarse en esta modalidad. Para mitad del año 2020, los maestros no tuvieron vacaciones porque invirtieron el tiempo en la preparación y planificación del trabajo remoto. Hubo un incremento del 530% en enfermedades mentales producto del exceso de trabajo que se extendió a jornadas de hasta 10 horas diarias, incluidos fines de semana. Se debe garantizar el descanso físico y mental de los maestros y estudiantes para un inicio de labores académicas de forma adecuada en el año 2022.

c. El respeto a las particularidades de cada institución educativa y los docentes. Las instituciones educativas en el municipio en materia de infraestructura presentan grandes diferencias. Se debe considerar el estado de salud de maestros y estudiantes, atender de igual manera, los distintos tiempos de participación en paro de los maestros, los aforos, los contextos sociales, económicos y los ritmos de aprendizaje.

d. Esquema de vacunación y ocupación de las UCI. El esquema de vacunación completo para el magisterio apenas avanza y no se alcanzará en lo inmediato, hay un grueso de maestros que aún no reciben primera o segunda dosis: 1) Maestros que deben esperar 90 días después de contagio de COVID. 2) Diferencias de tiempo entre dosis de las distintas vacunas y número de dosis. 3) Maestras embarazadas para las cuales no existe un criterio unificado de cómo se aplica el esquema de vacunación. 4) Maestros que se vacunaron con Pfizer, laboratorio que manifiesta la necesidad de reforzar el esquema. En el caso de niñas, niños y jóvenes, no se ha iniciado con el proceso de vacunación de mayores de 12 años, tampoco se tiene en cuenta las estudiantes en estado de gestación. Por otro lado, el pico de la pandemia de vacaciones de mitad de año no ha empezado, pese a ello se mantiene una ocupación de las UCI del 79,3% en el Quindío y más 85% en Risaralda y Caldas. Adicional a esto hay dificultades de disponibilidad de UCI pediátricas en el departamento.

e. Autonomía territorial y de los Gobiernos Escolares. En el marco de la Ley General de Educación de 1994, el Decreto 1860 de 1994 y la Ley 715 de 2001; los municipios, departamentos y Gobiernos Escolares (a través órganos como Consejo Directivo y Consejo Académico) deben ejercer su autonomía para definir las distintas metodologías de recuperación de contenidos no trabajados durante el tiempo invertido en las actividades del Paro Nacional.

El único criterio acogido por ambas Secretarias fue no modificar el calendario académico, en los demás puntos no hubo acuerdo, en el caso de la SEM propusimos algunos días presenciales, tampoco fue posible con este ofrecimiento llegar acuerdo favorable para el Magisterio y terminó imponiéndose un esquema de recuperación que más que favorecer el estudiante, quiere enviar un mensaje de retaliación y represalia contra quien protesta de forma pacífica. El magisterio siempre ha estado a la altura de los desafíos y esta vez no será la excepción.

Armenia, 2 de agosto de 2021
JUNTA DIRECTIVA SUTEQ

Héctor Elías Leal Arango
Presidente

Jennifer Andrea Flórez Páramo
Secretaria General